HOMEOPATIA

Para  la  Homeopatía,  la  enfermedad  empieza  en  esa  parte  no tangible  y  la  curación    debe  de  empezar  en esa parte, entonces, que tenemos que  hacer  para desplazar ese  cúmulo  de  emociones?… para  ayudar  a  drenar lo  que  el  paciente no puede  procesar?… Bien  pues  ahí  es  donde  se  aplica  la  ley  de  semejantes, la  Homeopatía  como  tal  es  Energía y  la  intención  es  desplazar  a través  de  un  estímulo energético lo  que el  paciente  tiene  contenido, es  decir  Fuerzas  iguales  se  atraen  para  luego repelerse, dicho  de otra  forma  en  la  toma  del  caso el  Médico  Homeópata  hace  la  Historia  clínica  del  paciente  tomando  los  síntomas Mentales  con  mayor  jerarquía, los  síntomas particulares y  los  síntomas  generales  esta  es  la  enfermedad Natural  del  paciente,  por  eso  acude  el  paciente a  la  consulta, bien  lo que  se  hace  es  crear  una  Enfermedad  Artificial a través  del Medicamento  Homeopático  y  el  resultado  como  tal  es  descongestionar al  paciente  para  que  no  este somatizando, si  el  caso  es agudo el  resultado  es rápido,  es un  mito  que  dicen  que  la  Homeopatía  es  lenta, recuerden  todo  es  proporcional  al  tiempo  que  lleva  el  paciente  con  la enfermedad,  no  se  puede  resolver  en  una  consulta lo  que lleva  años  de  duración, si  es  un  proceso  crónico debe  de  llevar  una  serie  de tratamientos  para  que  el paciente  vea  los  resultados, en  resumen  esto  es la  Ley  de Semejantes.

La  intención  final  es  que  el  paciente  encuentre  un  Equilibrio, un  Bienestar  duradero, una  optimización de  todas las  funciones  del  cuerpo,  que  su  sistema  inmune  este apto para  hacer  el  trabajo  que  le  corresponde, que  el  paciente  viva  en  armonía  con  un  medio  ambiente  difícil,  hostil, pero  que  disfrute  la  estancia  de  la  manera  mas  ecuánime, que  al  final del  día,  disfrute  del  día  a  día, que  no  viva en  los  extremos,  en la  melancolía  de  lo  que  paso  ni  viva  en  la  ansiedad  de  lo que pasará.

Estamos  regresando  a  lo Básico a  lo  esencial y a lo  que  realmente  somos,  a  nuestra  esencia como  seres  humanos ya que  no  estamos  en  este  Mundo  por  inteligencia,   estamos  realmente  por  amor. A pesar  de  los  logros  en   la  tecnología,

en la  carrera  desenfrenada  de  la  industrialización y la  globalización, que  no  son  malos,   pero recuerden,  malos  son  los  excesos  y  las  secuelas,  son  precisamente  esa  deshumanización  que  estamos teniendo donde  día  a  día  nos  estamos autodestruyendo.

Pero a pesar  de todo La  Homeopatía  se mantiene  fuerte,  cada  vez  ganando  mas  terreno  en  el ámbito  de la  salud,  porque  es una  Medicina  muy  Humana, “me  importa el  dolor, pero  mas  me  importa el ser que lo sufre y  porque  lo  esta  sufriendo” esta  es la  parte  esencial de  la  Homeopatía  que  no  nada  mas  trabaja  con  las  consecuencias, lo  que  busca  es trabajar con  la  causa  de la  enfermedad y desde  ahí  curar, pudiendo  brindar calidad de vida  en el  paciente.

La Homeopatía  es  el  arte  de  curar y  el  que  se  digne  trabajar con  Homeopatía  debe  de  respetar la  doctrina  que  el  Doctor  Hahnemann expuso retomando  lo  que Hipócrates  enuncio, Haneman  antes  de  morir  dijo  “Cuidad la  Homeopatía de  los  “Homeópatas”, lamentablemente  a Pseudohomeopatas se  les  hace  fácil dar  medicamentos Homeopáticos combinados  con  antibióticos, antihistamínicos  con  el  afán  de  tener  cautivos    a  los  pacientes y  lo  que hacen  a  la  larga  es  distorsionar  o  gestar  una  enfermedad mas  grave en  el  paciente  o  el  paciente  que  corre  con  suerte  no  le  hace efecto  el  tratamiento  y  deserta  pensando  que  la  Homeopatía  no  sirve.

La  Homeopatía son  sustancias  derivadas de  animales, vegetales, minerales y fluidos  corporales que  solo  tienen  la  esencia  energética  de  cada  derivado, que  al  ser  energía no  se  deposita, hace  su  función  y  se libera, lo  que  quiere  decir  que  no  hay  toxicidad  ni crea  adicción.

La Homeopatía  cura  lo  curable,  también  tiene  sus  limitaciones, si  curara  todo fuéramos  la  panacea, no  es  cuestión  de  fe,  cura  por  que  es una  sustancia  medicinal.

Espero  que   este  artículo  haya  sido  de   su  agrado y que es  lo  mas  importante…  Que usted  amigo  lector,  haya  comprendido y entendido lo  que   es  realmente  La  Homeopatía.

 Por: Dr. Fernando  Marín Naranjo / Segunda parte

HOMEOPATIA

La Homeopatía  nace con Hipócrates  El Padre de  la  Medicina, el enuncia  las  dos  únicas formas  de  curar  que  existen  y  existirán. Dice  que  las dos  únicas  forma  de  curar  son:

La  ley  de  contrarios,  retomada  por  Galeno  y  es  lo  que  conocemos en  la  actualidad como  Alopatía,  que nunca  ha  estado equivocada, se  equivocó el  abuso,  la  deshumanización, la  comercialización, pero  que  si  se  respetan los  preceptos  descritos  por  Hipócrates se  hace  una  medicina  responsable  y  respetuosa  del  ser  humano.

La  otra  forma  de  curar  es  a través de  la  Ley  de  semejantes  que  es  la  que  nos  ocupa  en  este  artículo.

Para entender  la  ley  de  semejantes tenemos  que  ver  al  ser  Humano no  nada  mas  como  una  estructura   conformada  por  músculos,  huesos, órganos  etc. Esto  es una  sola  parte  de  lo  que  somos,  es  una  estructura que  día  a  día  se  desgasta,  que  día  a  día  se  trasforma  y  envejece,  esta  parte  física  es  el  medio  de  trasporte  de  lo  que  en  realidad  somos. Alguien  decía    “Somos seres  Espirituales teniendo una  experiencia Humana”, no  se  trata  de  quitarle  importancia  a  esta  parte  física,  es  mas  esta  parte  es  nuestro  Templo,  es lo  que  nos  tocó  y  por  lo  tanto tenemos  que  cuidarla,  amarla  y  respetarla,  La  otra  parte  de  lo  que  somos  es  la  parte  intangible, la  parte  que  no  se  ve, la  parte  que  no se  puede  tocar, es  como si  fuera  un archivero  donde  se van  almacenando  todas  nuestras  vivencias,  nuestras  experiencias, los  recuerdos, las  emociones, los  miedos, los duelos,  situaciones  no  resueltas  etc, etc.. para  entender  la  ley  de  semejantes  tenemos  que  ver  al  ser  Humano de  esta  manera,  de  una  manera  integral,  donde para  que  se  presente  el  estado  de  enfermedad están  íntimamente  ligadas  las  dos; para  la  Homeopatía  la  enfermedad  inicia  con  un  desequilibrio energético y  termina  siendo  un  desequilibrio físico y  orgánico, es  decir entendiendo las  emociones, el  stress, el  miedo, la  ansiedad, la  depresión, la  angustia   como  energía  por  estos  síntomas  como  tales  no  se pueden  ver,  no se  pueden  cuantificar, no  se  pueden  tocar,  cuando  este  cúmulo  de  situaciones se  saturan o  se tiran y  aparecen  en el  plano  físico  u  orgánico, esas  son  las  famosas enfermedades agudas que  no  son  mas  que  antenas,  focos  rojos  que  aparecen  en  el  cuerpo para  llamar  la  atención de  la  persona  para  que  haga  lo  adecuado para  curarse, es mas  estas  agudizaciones  son  buenas es  una  forma  de drenar  lo contenido, es  una  forma  de evitar  que  se  acumulen  mas  cosas  que  puedan  llegar  a  dañar  un  órgano, que  si no  se  le atiende  de forma  adecuada, el  organismo  se  desgasta  en  darte  avisos  y  ocurre  lo  inevitable, las   llamadas  enfermedades  crónicas  donde  ya  los  órganos  no  cumplen  con  su  función  adecuada.

Por  eso  la  enfermedad  como  tal  es un  Maestro que  nos  enseña  día  a  día que  es  lo  que  no  debemos  hacer, que  es lo  que  me  hace  daño, que  es  lo  que  para mi  no  es  benéfico. Bien,  una  vez  entendida  la  parte  de  que  somos  y  como  se  comporta  la  enfermedad, vamos  a comprender  como  se aplica la  ley  de  semejantes  en  el  proceso  de  salud  y  enfermedad.

Por Dr. Fernando  Marín Naranjo / Primera parte