TRATAMIENTOS DE LAS deformidades de los pies

Es increíble los avances tecnológicos que se han presentado en la medicina, uno de los casos más notables es el tratamiento de las deformidades de los pies. El clásico juanete que provoca increíbles dolores, así como la estética distorsionada de nuestros pies que incluso apenan a muchas mujeres, que por exigencias sociales o por glamour les gusta utilizar calzado descubierto, en donde se aprecia el juanete. Cuando el manejo con plantillas o separadores de juanetes ya no es una opción la medicina nos da una gran noticia.

La medicina en los últimos diez años ha mejorado notablemente el tratamiento de esta deformidad, podemos asegurar que la cirugía antes dolorosa y que incapacitaba por semanas ha quedado en el pasado porque actualmente las cirugías mínimas invasivas del pie permiten en primer lugar:

• Que el tratamiento sea ambulatorio, es decir el paciente solo permanece una corta estancia en el hospital, al pasar solo algunas horas de la cirugía el paciente es dado de alta del hospital y continuar su recuperación en casa.

• Que se utilice solo anestesia local, no es necesario aplicar bloqueos o raquias como se realizaba antiguamente, a veces acompañado de alguna sedación leve para evitar el estrés del paciente en la operación.

• Que se utilicen incisiones mínimas es decir comúnmente se realizaban heridas amplias y se disecaban bastantes tejidos blandos, con este procedimiento las heridas quirúrgicas son solo de 3.4 mm aproximadamente y comúnmente solo se utilizan tres incisiones alrededor del juante.

• Que el paciente camine de manera inmediata, una vez terminado el procedimiento el paciente puede iniciar la marcha con un calzado adecuado que ayudará al proceso de caminar protegiendo el pie operado.

• Acortamiento del tiempo de recuperación a menos de la mitad, el realizar este procedimiento, se evita lesionar tejidos sanos y solo trabajar la parte afectada lo que mejora notablemente el tIempo de recuperación.

Hay que hacer notar que este tratamiento implica un compromiso verdadero del paciente para asegurar la recuperación y seguimiento estricto del tratamiento para el éxito de la cirugía.

Además del juanete existen otras deformidades que se benefician con esta cirugía, como es el metatarso caído que produce dolor o deformidad del pie, el juanetillo (una prominencia en dedo más pequeño del pie), los dedos en garra o en martillo.

Es importante informar que si nos interesa saber más al respecto acudamos con un especialista, que valorará de manera individual cada caso en particular y así poder determinar si somos susceptibles a ser beneficiados con esta cirugía del siglo XXI.

Por: Dr. Arturo Tirso Cepeda